Vendió al grupo Andes Energía, la operadora eléctrica de la provincia de La Rioja, y a la constructora Rovella Carranza le transferirá EDESAL, concesionaria del servicio en la provincia de San Luis

El grupo Pampa Energía que conduce Marcelo Mindlin y dueño de la distribuidora de energía Edenor resolvió vender dos de las cuatro distribuidoras eléctricas del interior del país que le había comprado al fondo de inversión Ahsmore Energy International (AEI).

Según se informó este lunes a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la operación pactada con el grupo Andes Energía, contempla la transferencia de EDELAR, operadora eléctrica de la provincia de La Rioja, mientras que la constructora Rovella Carranza adquirirá EDESAL, concesionaria del servicio en la provincia de San Luis.

Andes Energía, que también incursiona en el negocio hidrocarburífero pertenece el ex ministro José Luis Manzano y al empresario de medios y presidente del club Independiente Rivadavia de Mendoza, Daniel Vila.

Las dos distribuidoras y EDESA -la eléctrica de Salta- forman parte de la empresa Emdersa, cuyo 78 % el Ashmore le vendió a Mindlin en enero de este año junto con el 90 % de EDEN, la concesionaria del servicio en la región norte de la provincia de Buenos Aires.

Por ahora, EDESA y EDEN seguirían bajo la órbita del grupo Pampa Energía, pero no se descarta que aparezca otro comprador para la compañía salteña.

La idea de Mindlin que había compradora las empresas que ahora vende hace 8 meses atrás es separar la operación de las tres distribuidoras (La Rioja, San Luis y Salta) y así poder cerrar las transacciones anunciadas.

Si no lo logra, Andes y Rovella Carranza comprarían directamente una porción de Emdersa.

Andes tiene una opción por el 20,27 % de Emdersa, equivalente al 78,44% de EDELAR- por 20,29 millones de dólares en dos pagos y la absorción de una deuda de 31,17 millones de pesos.

Como alternativa, la propuesta en danza prevé transferir sólo 6,32% de Emdersa a cambio de US$ 5,20 millones y la deuda.

Por el lado de la eléctrica de San Luis, la oferta de Rovella Carranza es por el 24,8% de Emdersa -que representa el 78,44% de la distribuidora- por US$ 26,69 millones y la cancelación de una deuda de $ 37,5 millones. Según los plazos en juego, las operaciones se cerrarían antes de fin de año.

Para la constructora Rovella Carranza, que logró ampliar sus negocios durante el gobierno kirchnerista, el desembarco en San Luis sería su primer paso como operadora de un servicio público.

Diariamente Neuquén