Denuncian la “total inacción” de la Provincia para reimpulsar el sector. “Sólo les interesan las regalías”, afirman.Tras un paro de tres días, los trabajadores acordaron con Refinor un aumento salarial y un extra mensual de $700

La provincia de Salta no tiene en este momento ni un solo pozo en etapa de exploración ni de perforación, advirtió el Sindicato Petrolero Privado de Salta y Jujuy.

Alarmado por la falta de inversiones hidrocarburíferas en la provincia, el titular del gremio, Alberto Romero, aseguró a El Tribuno que hoy la actividad está centrada sólo en los pozos que ya están en producción.

“Como nunca antes sucedió no existe ni un solo pozo en perforación y no hay ni un solo estudio de sísmica -etapa anterior a la perforación-por lo que vemos un panorama nada alentador”, manifestó Romero.

El dirigente lamentó la “total inacción” del Gobierno salteño ante esta situación. Y acusó: “Lo único que le interesa es cobrar las regalías hidrocarburíferas sin preocuparse por lo que pueda suceder mañana con una industria que día a día reduce su actividad a niveles alarmantes”.

La exploración y perforación de pozos son la clave para aumentar la producción y las reservas de hidrocarburos. A la vez conforman la etapa que más genera fuentes genuinas de trabajo ya que al iniciarse el siguiente ciclo, -el de producción- los pozos limitan su personal a menos de un 10 por ciento de los puestos de trabajo de las etapas previas.

La situación ha planteado, como nunca antes, un clima de alarma en especial en la dirigencia sindical y obedece lisa y llanamente a que los grandes consorcios evitan invertir en el norte salteño y se deciden más bien por otras regiones productoras del país o directamente por otros países limítrofes como Bolivia o Perú.

Eso sucedió con un proyecto en la zona de Ramos, previsto para este año, pero que se suspendió.

El corset que la Nación le impone a los precios del gas afecta directamente a la cuenca del noroeste eminentemente productora de gas.

Ramos sostuvo que los consorcios “seguramente no ven que una inversión de 40 o 50 millones de dólares para perforar un pozo en la región, se justifique. La regulación del gas nos juega en contra porque si en Bolivia el millón de BTU se cotiza a 5 dólares no hay lógica para producirlo en Salta donde no alcanza los 2 dólares”.

La preocupación se acentuó en este segundo semestre porque la actividad es casi nula. Y sin estudios de sísmica de exploración y sin pozos en perforación, el panorama podría agravarse aún más en el corto plazo.

“No tienen ni idea”

“La situación es grave. En este momento en la cuenca del Noa solo tenemos algunos equipos haciendo reparación de pozos o work over como llamamos en la industria a esta actividad”, graficó Romero.

El dirigente insistió en que “no hay un solo campo que esté para sumarse a la producción de gas de Salta y esa es nuestra mayor preocupación”.

Se quejó porque “tampoco hay interés del Gobierno salteño para impulsar nuevas inversiones”.

“Los funcionarios que deberían interesarse en por qué los consorcios están dejando de invertir o tentarlos para que vengan a perforar en Salta, brillan por su ausencia; no tienen ni idea de lo que sucede en esta industria y al parecer solo les interesa cobrar las regalías”, concluyó.

El Tribuno