El endurecimiento que planteó la Presidenta frente al Reino Unido por Malvinas tiene un trasfondo cercano, ligado al petróleo: la Cancillería británica apoyaría a una petrolera de ese país para que consiga US$ 2.000 millones para extraer crudo de la plataforma continental

Según una versión que difundió la agencia Reuters esta semana, “altos funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores (Foreing Office) se reunirán con inversionistas y potenciales clientes de la petrolera inglesa Rockhopper para discutir las exploraciones en Malvinas”. Buscarán darles seguridades jurídicas sobre la inversión.

El miércoles 14, Rockhopper anunció que intentará captar US$ 2.000 millones para sus planes de explotación petrolera al norte de las Malvinas. La compañía está haciendo prospección petrolera en esas aguas desde febrero de 2010. Hay otras empresas que también han hecho pozos en la zona, pero declararon que no eran económicamente productivos. Rockhopper, en cambio, confía en que podrá empezar a producir crudo en las Malvinas a partir de 2016.

La petrolera anunció el descubrimiento de petróleo en el área Sea Lion en 2010, y asegura que para el 2018, la producción podría llegar a un máximo de alrededor de 120.000 barriles de crudo por día. Estima contar allí con reservas por 350 millones de barriles.

Clarín