El gobierno neuquino prepara dos acciones clave. Por un lado, la renovación de la concesión con la firma petrolera. Por el otro, el llamado mundial para explotar canteras

El gobierno neuquino anunció la licitación internacional de áreas minera y anticipó que ya comenzaron las conversaciones con la petrolera norteamericana Chevron, que tiene la concesión del yacimiento petrolero El Trapial, el mejor productor de crudo de toda la provincia.

Así lo confirmó ayer a “Río Negro” el secretario de Hidrocarburos de la provincia Guillermo Coco durante un acto por la entrega de camionetas.

Coco dijo que se avanza en los detalles para lanzar a principios de 2012 una gran licitación a nivel internacional de áreas mineras, orientada especialmente para el desarrollo de canteras y bajo una modalidad ya utilizada en la explotación de áreas hidrocarburíferas no convencionales, centrada en la participación obligatoria del Estado y de empresas regionales en esos desarrollos.

La propuesta se complementará con una ley que Coco señaló que enviará el gobierno el año entrante para aprobar tendiente a penalizar con cánones a las canteras que no se encuentren en producción. Y detalló que la empresa estatal minera Cormine “hoy tiene entre 3.000 y 4.000 kilómetros cuadrados de áreas, tanto vacantes como otras que estamos quitando porque tienen declaraciones truchas como pasó con Vale que había declarado falsa existencia de minerales y tenían retenidas esas propiedades, que estamos pasando a las empresas estatales”, dijo. Y agregó que “desde Cormine vamos a lanzar una licitación internacional, sin créditos del Estado, y vamos a obligarlos además a que se asocien a grupos pequeños neuquinos para así licitarlas, porque hay grupos pequeños que quieren sumarse, y esto es una mayor participación del Estado que fortalecerá también su rol como hoy hacemos con los hidrocarburos que ya tienen un piso de asociación del 10% con la empresa Gas y Petróleo de Neuquén”.

En paralelo desde Recursos Naturales se avanza en las negociaciones con Chevron, la única petrolera grande que no convino la extensión de su concesión en el marco de la ley 2.615.

“Es la última porque su concesión no vence en el 2016 como las demás sino en 2023, y esperamos que sea importante porque tienen la segunda área petrolera del país”, expresó Coco en referencia a El Trapial. En ese yacimiento, la empresa norteamericana obtuvo en julio la producción neta diaria de 25.200 barriles. La negociación permitirá el ingreso de fondos a las cuentas provinciales y también a los municipios, según la mecánica de la ley 2615.

Coco también señaló que “estamos trabajando también en una especie de renegociación de las concesiones de todo lo que es no convencional, pero es algo que cerraremos el año que viene, y con una fuerte impronta de la participación de la empresa estatal”.

“Aspiramos un día a tener una empresa mediana que produzca y gane: Neuquén tiene una oportunidad histórica ya que el gas no convencional está entre los tres reservorios más grandes del mundo”, cerró el secretario.

Río Negro