Es a partir de mañana. Durante el invierno, se aplicó una tarifa rebajada

Por Antonio Rossi | iEco

Por la entrada en vigencia de los nuevos cuadros tarifarios, a partir de mañana los hogares que tengan medianos y altos consumos de energía eléctrica y gas tendrán que afrontar subas que van del 51% al 217% respecto a los valores vigentes en el último bimestre.

Los reajustes que afectan al sector residencial provienen del intrincado y complejo sistema tarifario que viene aplicando la administración kirchnerista desde mediados de 2009 con la aplicación de subsidios invernales que buscan atemperar los fuertes aumentos que se habían aprobado a fines de 2008.

Tras los descuentos temporarios que s e aplicaron entre junio y setiembre , desde el primer minuto del sábado volverán a regir – para los clientes residenciales con medianos y altos consumos – las tarifas plenas de gas y energía eléctrica que habían estado en vigencia hasta el último día de mayo.

En el caso del gas, los ajustes recaerán sobre los usuarios residenciales de todo país que están conectados a la red nacional. Por los niveles de demanda alcanza a unos 2,3 millones de hogares que representan el 36% del sector residencial.

Los aumentos respecto a las tarifas cobradas en el período agosto-setiembre varían según la ubicación geográfica. Para cada región del país, se establecieron distintos umbrales de consumo a partir de los cuales se aplican los incrementos En el caso de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, las subas regirán para los hogares que consumen más de 1.500 metros cúbicos anuales y alcanzarán los siguientes porcentajes: Entre 1.500 y 1.800 metros cúbicos anuales: 54%.

Más de 1.800 metros cúbicos anuales: 75%.

Por el lado del servicio eléctrico, los aumentos por la quita de los subsidios afectará a unos 900.000 hogares que tienen un nivel de consumo que supera los 1.000 kW/h por bimestre.

Ese segmento – que representa casi el 10% del total de los usuarios residenciales de las distribuidoras y cooperativas que prestan el servicio en todo el país – afrontará los siguientes incrementos tarifarios: Entre 1.000 y 1.200 kWh: 51% Entre 1.200 y 1. 400 kWh: 54%.

Entre 1.400 y 1.800 kWh: 105%.

Más de 1.800 kWh: 217%.

La reposición y quita temporaria de los subsidios para los clientes hogareños se aplica desde el invierno de 2009.

En ese momento, el Gobierno —condicionado por los reclamos de los usuarios, las demandas judiciales y la presión del Congreso – resolvió frenar los fuertes aumentos de tarifas que había autorizado en los últimos meses de 2008 y que llegaron a superar el 300%.

Lo hizo con un esquema tarifario transitorio que consistió en el otorgamiento de subsidios para los meses de bajas temperaturas donde se registran las mayores demandas residenciales.

Dicho esquema determinó la suspensión total de los aumentos que estaban previstos para los consumos de los meses de junio y julio. Y una reducción parcial del 70% de las subas que se tenían que cobrar durante los meses de agosto-setiembre.

Pese a que originariamente se iba a aplicar sólo en 2009, este mecanismo de alivio tarifario para los meses de mayor demanda siguió utilizándose en 2010 y 2011, incrementado la cuenta de los subsidios energéticos que debe afrontar el Estado.

iEco

Anuncios