Con el aval del juez de Bariloche Gaimaro Pozzi

Puelmapu, 6 de octubre de 2011

Alrededor de las 14 de hoy, el estanciero rionegrino Natalio Mohana, su personero armado, hombres desconocidos y la policía de Río Negro ingresaron con violencia ilegal e ilegítimamente a parte del territorio de la Newen Twain Kom, el lugar desde durante décadas la familia Sede ejecutó todo tipo de vejámenes contra nuestros mayores.

Esta mañana, después de varias horas de tensión y abusos policiales, los usurpadores habían desistido de su pretensión de instalarse ilegal e ilegítimamente en el territorio de la NTK, en costa del arroyo Ñorquinco, provincia de Río Negro. Cuatro horas después, con refuerzos de personal y vehículos, el subcomisario Fabián Rondeau, titular de la comisaría 73 de Ñorquinco, cumplió su amenaza de emplear la fuerza pública para consumar el despojo en una fracción del territorio.

Una desconocida orden judicial firmada por un juez penal de Bariloche fue la carta legal que usó la policía de Río Negro, desde el miércoles a la mañana, para cometer numerosos abusos e irregularidades contra la NTK y a intentar someterla al terror del uso de la fuerza estatal. Rondeau instigó y arengó al personero de Natalio Mohana durante la madrugada y hasta horas de la mañana de hoy para concretar el despojo, que durante horas fue impedido por la defensa del pueblo mapuche.

Ayer a la tarde Rondeau se reunió con la comunidad y anticipó que él iba a permitir y garantizar el ingreso al lugar de quien identificó como “puestero de Mohana”. A su vez, la comunidad le reafirmó que se negaba totalmente al ingreso de extraños ajenos al pueblo mapuche.
Alrededor de la 1.15 de hoy, arribaron al territorio mapuche una camioneta de la policía de Río Negro y en un jeep 4×4 el personero de Mohana, cuya identidad desconocemos ya que el 14 de setiembre se presentó como Carlos Ortega, la policía lo llamó Escobar y en escritos judiciales constaría como Carrasco. Policía y personero pasaron en medio de los mapuche reunidos llegando a un sector cerrado con un candado. Rondeau le indicó al personero que abriera el candado, quien no consumó el daño y violación del cerramiento comunitario diciendo que avisaría a Mohana antes de retirarse.
Esta mañana, alrededor de las 10, regresan Rondeau y el personero, solicitando autorización a la NTK para ingresar, la que le es negada totalmente. El subcomisario insistió abiertamente ante el personero para que ingrese, de lo que toda la comunidad es testigo.
Finalmente, la policía labró un acta en la que dicen que suspenden la medida en el marco de la orden de requisa y allanamiento librada por el juez Miguel Angel Gaimaro Pozzi, titular del juzgado Nº6 en lo Penal de Bariloche. El acta no fue convalidada por los mapuche; nada dice ni de la presunta orden de desalojo que alegó la policía ayer ni del intento de poner al puestero para ejercer el despojo y usurpación en representación de Mohana. Damos por descontado que el poder usará esa acta dudosa para profundizar la persecución judicial contra la NTK.

El hombre mayor NN que aparece junto a la policía de RN en las fotos que adjuntamos –alias Ortega, alias Escobar, alias Carrasco- es el que el 14 de setiembre se presentó, en el mismo jeep 4×4, a negociar con la NTK en representación de Mohana. Se presentó exhibiendo arma de fuego en todo momento y con el paso de las horas cambió su intención negociadora por la abierta intención de usurpación, llegando a hacer varios disparos al aire. Al impedírsele consumar el despojo, se puso en acción la maquinaria del estado y el poder económico que se desató ayer y consumó hace unas horas con el aval del juez Gaimaro Pozzi y el protagonismo abierto de Rondeau.

EL WALLMAPU NO SE VENDE, NO SE NEGOCIA NI SE ENTREGA

Wüllayaiñ ta wallmapu!
Newentuaiñ chumngechi femkefulu taiñ fütake che yem
(no entregaremos el territorio, resistiremos como nuestros mayores)

CAI, Puelmapu, 6 de octubre de 2011

(tel CAI 02944-455409 / 430188 / 15201095)