Si no se soluciona, el faltante afectaría a las rutas a la Costa el fin de semana largo

Rodolfo Lara | iEco

Luego del tercer día de bloqueo al acceso a la Destilería YPF de Ensenada y a la terminal de despacho de la misma compañía en San Lorenzo, Santa Fe, empezó a faltar nafta en Rosario, La Plata y parte del sur bonaerense. Y podría haber más dificultades aún el fin de semana, en las rutas que van a la costa atlántica.

Los responsables del bloqueo a las instalaciones petroleras son ex empleados de YPF que reclaman el tratamiento de un proyecto de ley que los habilitaría para el cobro de acciones derivadas del proceso de privatización de la empresa, al comienzo de la gestión de Carlos Menem. “Necesitamos que se incluya en el orden de alguna sesión ordinaria del Congreso Nacional”, explicó Miguel Angel Lolaberry a Clarín . El presidente de la Comisión Integradora de ex empleados de YPF, La Plata, Berisso y Ensenada, Ramón Mercado, anticipó anoche que la protesta es “por tiempo indeterminado”.

Y que cederán en el bloqueo en caso de una reunión con el gobernador Daniel Scioli. Ayer, pasadas las 17, los responsables de la medida de fuerza recibieron una intimación judicial para despejar el área.

En La Plata y localidades vecinas, el desabastecimiento de combustible provocó largas colas de automóviles en las pocas estaciones de servicio que aún operaban e insinúa también la posibilidad de faltante en los surtidores de la costa atlántica durante el fin de semana largo.

En las expendedoras locales de YPF ya no queda reserva.

Muchos negocios están con las mangueras cruzadas . En las otras marcas, por el desplazamiento de clientes, el desborde fue total. Resultado: pusieron carteles de no hay nafta. Sólo algunas despachan gas oil. Hasta anoche, la estación de Shell platense de 18 y diagonal 74 atendía automovilistas que formaban cola de dos cuadras y media.

En La Plata, los taxis trabajaron ayer al 30% de su capacidad . Y las empresas de transporte de colectivos advirtieron sobre la racionalización del servicio , con achicamiento de horario nocturno.

Una situación similar se vive en Rosario. El presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio local, Rubén Fernández, aseguró que en el 99% de las YPF de la ciudad no tenían combustibles o tenían poco, a causa de que el último día que habían recibido cargas fue el sábado. Esperaban hoy recibir naftas y gasoil, porque los piqueteros que cortaban el acceso a la planta de San Lorenzo habían dicho que la medida era por 72 horas.

En el sur de la provincia de Buenos Aires, según fuentes del sector petrolero, la situación tendía a agravarse . “Es que la destilería de Ensenada abastece a La Plata, el conurbano sur y el sur bonaerense -explicaron en el sector-, en tanto que San Lorenzo distribuye en Santa Fe, y el norte de Córdoba y parte de Entre Ríos”.

Ayer, desde el Interior bonaerense comenzaron a alertar que la continuidad del planteo, “tarde o temprano”, afectará al comercio y sus clientes.

Ya pasaron 72 horas del corte inicial. Anoche hubo un pedido de la Departamental La Plata de Policía para la finalización del piquete.

“No nos pensamos mover, por más que haya represión ”, sostuvo uno de los manifestantes, Jorge Carrera. Demandan el cumplimiento del “Programa de Propiedad Participada” que firmó Menem con los empleados de la petrolera cuando la privatización. Muchas de estas personas que reclaman fueron cesanteadas en los 90, pero sostienen que el derecho no se extinguió.

iEco