La sociedad controlada por el grupo Bulgheroni y la china Cnooc tomará posesión de los activos locales de Exxon el 31 de diciembre

Por Oliver Galak.- Cuando amanezca el primer día de 2012, la norteamericana Exxon ya no tendrá negocios en la Argentina. El traspaso de los activos de su filial Esso a la petrolera sino-argentina Bridas tiene fecha confirmada: será el 31 de diciembre próximo, aunque por el momento los compradores no tienen previsto fusionar el negocio de downstream (refinación, venta y distribución) con sus operaciones de upstream (exploración y producción), concentradas en la empresa Pan American Energy (PAE).

Los activos por traspasar incluyen una red de 720 estaciones de servicio -entre propias y tercerizadas- operadas por Esso Petrolera Argentina, Esso Standard Paraguay y Esso Standard Oil Company Uruguay; una refinería en Campana, una planta de lubricantes y terminales de distribución de combustibles. Al confirmar la fecha de traspaso, el vicepresidente de Asuntos Públicos de PAE, Mario Calafell Loza, anticipó que la empresa prevé realizar fuertes inversiones, cuyo monto no precisó, para ampliar la refinería. “2012 y 2013 van a ser tiempos de mucho trabajo en la planta”, sostuvo ante un grupo de periodistas en el marco de la exposición Argentina Oil & Gas, que se realiza en La Rural.

Esas inversiones se suman a otras que PAE tiene previstas para sus operaciones de upstream, entre ellas, el desarrollo de exploraciones off-shore y de proyectos de producción de gas no convencional. Calafell Loza señaló que la compañía tiene como hipótesis un desembolso total que superaría los US$ 1000 millones invertidos a lo largo de 2011 (la mayoría en el yacimiento Cerro Dragón, del golfo San Jorge).

PAE es la segunda productora de petróleo y gas natural del país, detrás de YPF. Hace menos de un año, la británica BP se desprendió de su participación (60%) en favor de Bridas, que tenía el resto de las acciones. Esta firma, fundada por la familia Bulgheroni, había vendido poco antes el 50% de su capital a la estatal China National Offshore Oil Corporation (Cnooc). En marzo último se confirmó que Bridas llegó a un acuerdo con Exxon Mobile para la compra de Esso, por un monto que no trascendió, pero que fuentes vinculadas con la negociación ubicaron en su momento entre los 600 y los 800 millones de dólares.

Sin integración

Calafell Loza enfatizó ayer que “no está previsto” que PAE opere en forma integrada con Esso. “Van a ser unidades de negocio separadas”, dijo, y explicó que esta decisión obedeció a una cuestión de “eficiencia”.

“Queremos preservar la cultura de operadores de upstream que tiene PAE. Hasta ahora no hemos sido refinadores; esa unidad se está haciendo en este período de transición”, afirmó, y negó que hubiera problemas regulatorios para la integración. El acuerdo con Exxon les permite seguir utilizando la marca Esso por tres años más y aún no se sabe si luego unificarán todo como PAE o mantendrán las identidades diferenciadas.

Hasta ahora, las petroleras integradas en la Argentina eran YPF, Petrobras y Oil, la compañía de Cristóbal López que el año pasado se quedó con una parte importante de los activos locales de la brasileña. Con la adquisición de Esso, Bridas tendrá una participación del 13,7% en el mercado argentino de combustibles, además del 17% que ya tenía en la producción de petróleo y gas natural.

El ejecutivo de PAE reconoció que el mercado de combustibles en el que intervendrán tiene reglas particulares para la fijación de precios. “Tiene un impacto político y económico muy fuerte. Siempre tenemos que esperar caminos transaccionales”, dijo ante una consulta de La Nacion por las regulaciones de los últimos años, que combinaron períodos de congelamiento con otros de importantes subas. “Seguramente habrá conversaciones y niveles de precios sugeridos -añadió-. El actual nivel de precios parece adecuado al equilibrio de hoy.”

Petrobras ratificó que quiere irse de Edesur

El director internacional de Petrobras, Jorge Zelada, ratificó ayer en Río de Janeiro que la compañía mantiene su intención de retirarse de la distribuidora eléctrica argentina Edesur, como parte de un plan global de desinversión de activos. “Siempre fue una posibilidad”, dijo Zelada al respecto, en una entrevista con la agencia Reuters, aunque aclaró que Petrobras no tiene negociaciones en curso para vender su participación (48,5%) en Distrilec, la compañía controlante de Edesur. Otro activo que podría vender la petrolera brasileña es la refinería Nansei Sekiyu, en Japón.

La Mañana Neuquén