Las fuertes bajas en las exportaciones de hidrocarburos, del 49% en el caso del petróleo, deprimieron el comercio exterior regional a pesar del muy buen desempeño del resto de los sectores.

El Ministerio de Economía difundió esta semana el informe sobre la evolución de los complejos exportadores provinciales correspondiente al primer semestre de 2011. Las exportaciones nacionales registraron un incremento superior al 21% respecto a igual período del año anterior. Todas las regiones del país mostraron un alza significativa en los valores de sus ventas externas. Pero hubo una excepción: la Patagonia, que contrajo sus exportaciones el 1,7%. La razón fue una sola, los hidrocarburos.

Los promedios, como siempre, ocultan las disparidades. En las 6 provincias patagónicas sus cinco principales “complejos exportadores” –Petrolero-Petroquímico, Minero, Frutícola, Alumínico y Pesquero – representan el 86% de las ventas externas.

No obstante, al interior de la región se observaron comportamientos dispares, tanto a nivel de estos principales complejos como de cada provincia.

A pesar de su fuerte contracción del 29,4% en el período, el Complejo Petrolero‐Petroquímico conserva el primer puesto. Las menores ventas responden a la potente disminución del 49% en el volumen exportado de petróleo crudo. Este resultado se vio parcialmente compensado por el incremento del 35% en el valor de exportación del gas licuado. Ambos productos representaron el 85% de las ventas del complejo, las que sumaron 1.031,25 millones de dólares.

En segundo lugar los ocupó el Complejo Minero, con un incremento del 37,2% en sus exportaciones, lo que se explica por el aumento en las ventas de oro y plata. Los montos exportados de plata en bruto crecieron 126%. Los minerales de plata y el oro elevaron sus ventas aún cuando las cantidades retrocedieron un 3,5% y 35,4% respectivamente. Las exportaciones sectoriales sumaron 459,1 millones de dólares y la extracción se concentra casi completamente en la provincia de Santa Cruz.

El tercer lugar lo ocupa el complejo frutícola, donde se destacan las peras y las manzanas en fresco que representaron más del 83% del total vendido al exterior, con un incremento de sus exportaciones tanto en valor como en volumen que redundó en ventas por 451,5 millones de dólares.

El Complejo Alumínico, que sólo existe en Chubut, ocupó el cuarto lugar con un moderado incremento en sus exportaciones (6%), explicado exclusivamente por un alza en el precio de sus principales productos, aluminio sin alear y aleaciones, ya que ambos redujeron sus envíos en un 18% y 14% respectivamente. Las ventas fueron por 361,6 millones de dólares.

Por último, el Complejo Pesquero incrementó sus ventas un 15,7%. Las exportaciones de calamar mostraron un crecimiento del 88% de las cantidades enviadas al exterior, mientras que el monto exportado se elevó en un 150%, alcanzando una participación superior al 26% en las ventas totales del complejo. Asimismo, el desempeño del complejo se vio afectado por la contracción en el valor exportado de los langostinos congelados (‐20%). En total sus ventas en la región sumaron 333,7 millones de dólares.

Patagonia norte

A nivel provincial, la mayoría de las jurisdicciones incrementaron sus exportaciones respecto al primer semestre. El Complejo Petrolero‐Petroquímico se posicionó como uno de los principales exportadores en todas las provincias.

Río Negro obtuvo el mejor desempeño de la región, con un alza superior al 31% de sus ventas al exterior durante el período bajo análisis. Todos sus complejos exportadores mostraron un resultado positivo, menos el Petrolero-petroquímico, que acompañó la tendencia global. En particular se destaca la fruticultura, lo que resulta esperable tanto por ser la principal actividad económica de la provincia como por su carácter eminentemente exportador. De acuerdo al informe del Ministerio de Economía se enviaron al exterior un 25% más de manzanas y un 19% más peras. Debe matizarse que además de la mayor declaración de precios se compara contra una temporada, la 2009/2010 caracterizada por su bajo nivel de producción consecuencia de los avatares climáticos. El Complejo Siderúrgico obtuvo un lugar entre los primeros exportadores gracias a las elevadas ventas de minerales de hierro realizadas durante los primeros seis meses del año. Sin embargo, estas ventas fueron de “apenas” 9,5 millones de dólares, lo que indica que Río Negro exporta fundamentalmente frutas e hidrocarburos.

Neuquén recibió de lleno el impacto de la progresiva pérdida de relevancia exportadora del sector hidrocarburífero, cuyas ventas se contrajeron el 32,3%. La tendencia es esperable para un país que no es petrolero, cuya balanza energética externa es deficitaria y donde la preocupación de mediano plazo volvió a ser el autoabastecimiento. Los productos principales de Neuquén, naftas, propano licuado y gas natural, tuvieron un desempeño negativo en volúmenes exportados.

En contrapartida, el complejo frutícola provincial acompañó el buen desempeño regional con una importante expansión del 61,5%,  con envíos por 73,6 millones de dólares.

La Pampa en Patagonia

Vale aclarar que la caída de ventas al exterior de la Patagonia habría sido aún mayor de no ser por la insistencia de la Dirección Nacional de Programación Económica Regional del Ministerio de Economía de incluir como provincia patagónica a La Pampa, que con un aumento del 12,5% de sus ventas externas, determinadas por sus sectores cerealero y oleaginoso, irrelevantes al sur del río Colorado, sesgó hacia arriba el promedio regional. La inclusión de esta provincia no sólo sesga el promedio general, sino todas las generalizaciones numéricas que se hacen sobre la región, como por ejemplo, el peso de cada complejo exportador.

La Mañana Neuquén