Por SENA-Fobomade.- El gobierno de Evo Morales adjudicará a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) 42 nuevas áreas de exploración hidrocarburífera. En 2010 la petrolera estatal ya obtuvo 56 áreas de 14,9 millones de hectáreas en áreas protegidas, parques naturales y territorios indígenas.

Mediante Decreto Supremo 29130 del 13 de mayo de 2007, el Poder Ejecutivo dispuso la reserva y adjudicación de 33 áreas de interés hidrocarburífero a favor de YPFB, y estableció los mecanismos para que la empresa estatal desarrolle actividades de exploración y explotación por sí misma o asociada con inversionistas privados.

El 9 de agosto de 2007, el gobierno instruyó incorporar nuevas áreas de interés hidrocarburífero mediante Decreto Supremo 29226; y por Decreto Supremo 0676 del 20 de octubre de 2010 ?aumentó de 33 a 56 el número de áreas de exploración y explotación de hidrocarburos concedidas a YPFB en zonas tradicionales y no tradicionales, de una superficie total de 14,9 millones de hectáreas.

Varias áreas se encuentran en el Parque Nacional Madidi, en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), y en las áreas de manejo integrado Aguaragüe e Iñao. El decreto 0676 adjudica a la petrolera estatal más de 690 mil hectáreas al interior del Madidi; al menos 154 mil hectáreas divididas en cuatro bloques en el área de manejo integrado de Aguaragüe; 100 mil hectáreas en el área de manejo integrado de Iñao, y más de 723 mil hectáreas en el TIPNIS.

El decreto autoriza a YPFB suscribir Contratos de Servicios Petroleros con empresas nacionales y/o extranjeras, y conformar Sociedades Anónimas Mixtas. La norma se apoya en el Artículo 34 de la Ley 3058, según el cual se reservarán áreas de interés hidrocarburífero en zonas tradicionales y no tradicionales a favor de YPFB para que desarrolle actividades de exploración y explotación por sí mismo o en asociación con empresas privadas.

Para justificar la intervención del Estado en áreas protegidas y territorios indígenas, el decreto cita los Artículos 342, 348 y 385 de la Constitución Política del Estado (CPE), que definen el carácter estratégico de los recursos naturales y la cualidad de bien común de las áreas protegidas.

También menciona al Artículo 360 de la CPE: el Estado definirá la política de hidrocarburos, promoverá su desarrollo integral, sustentable y equitativo, y garantizará la soberanía energética. El Artículo 356 establece que “las actividades de exploración, explotación, refinación, industrialización, transporte y comercialización de los recursos naturales no renovables tendrán el carácter de necesidad estatal y utilidad pública”.

Los Artículos 32, 132 y 133 de la Ley de Hidrocarburos 3058 autorizan excepcionalmente actividades hidrocarburíferas en áreas protegidas cuando los estudios respectivos determinen su viabilidad.

El decreto 0676 recalca que es responsabilidad fundamental del Estado preservar, desarrollar, proteger y difundir las culturas existentes en el país (Artículo 98 de la CPE), y “emplear tecnologías adecuadas que permitan mitigar los impactos socio-ambientales y culturales” en las áreas que se encuentran en Áreas Protegidas, en cumplimiento de los Artículos 32, 132 y 133 de la Ley de Hidrocarburos 3058.

Finalmente, el decreto reconoce el derecho de las naciones y pueblos indígena originario campesinos a ser consultados mediante procedimientos apropiados cuando se pretenda desarrollar cualquier actividad hidrocarburífera en sus territorios, en cumplimiento del Artículo 30 de la CPE y de los Artículos 114 y 115 de la Ley 3058.

A fines de mayo de 2011, YPFB solicitó incrementar de 56 a 98 las áreas de exploración hidrocarburífera en los nueve departamentos del país, algunas situadas en parques nacionales, áreas protegidas y sitios arqueológicos. Las autoridades de YPFB esperaban que el Ejecutivo apruebe el nuevo requerimiento máximo hasta el mes de junio, pero el trámite se demoró.

“Se está esperando alguna información del tema ambiental considerando que actualmente existen problemas con áreas protegidas como es el caso del Aguaragüe y del Tipnis, etc. Pienso que se está esperando solucionar ese tema y una vez que se tenga todo ello arreglado se procederá a abrir las áreas que convengan aprobar por YPFB”, explicó el 8 de septiembre el viceministro de Exploración y Explotación de Hidrocarburos Eduardo Alarcón.

Al día siguiente, Alarcón aclaró que no existen nuevas áreas de exploración en el TIPNIS y en el Aguaragüe, y aseguró que “YPFB ha tenido el suficiente cuidado en que estas nuevas áreas que está solicitando no se encuentren dentro de las áreas protegidas nacionales”.

El ministro de Hidrocarburos José Luis Gutiérrez dijo que no se realizan trabajos en las áreas de interés hidrocarburífero que se sobreponen parcialmente al Parque Isiboro Sécure. Aseguró que el área de Río Hondo se encuentra “en retención” desde la gestión 2004, mientras que en las áreas de Chispani y Sécure no se realizan actividades.

Plan de exploración

YPFB ha puesto en marcha un agresivo Plan de Exploración para el período 2011-2020 con una inversión de al menos 100 millones de dólares. La subsidiaria YPFB-Chaco dispuso la utilización del 50 por ciento de sus utilidades (204 millones de bolivianos) para actividades de exploración en los departamentos de Cochabamba, Chuquisaca, Tarija y Santa Cruz.

El Plan de Exploración de YPFB señala que Bolivia tiene un potencial gasífero de 53,58 trillones de pies cúbicos (TCF) y un potencial petrolífero de 2,44 TCF. El Estado debía contratar a una consultora para que valore las reservas y elabore un mapa de “prospectividad” de áreas con potencial hidrocarburífero a escala 1:2.000.000 en un plazo de cuatro meses.

El 29 de junio, YPFB autorizó la contratación de la empresa que realizará el estudio sísmico en tercera dimensión (3D) para la exploración del área de Itaguazurenda en los sectores Iquiri y Tupambi, en Santa Cruz, con una inversión de 19 millones de dólares.

El 8 de septiembre YPFB informó de la contratación de la especialista china SINOPEC que realizará los estudios en sísmica 3D en el área Itaguazurenda. “La comisión encargada de la contratación recibió las ofertas de cuatro postulantes y decidió adjudicar a la empresa SINOPEC que presentó la mejor oferta”, confirmó el gerente nacional de Exploración y Explotación Donald Wilson Osinaga a la agencia ABI.

La firma del contrato está prevista para octubre y el relevamiento de la sísmica 3D se iniciaría una vez que se apruebe la licencia ambiental en un plazo de 180 días. SINOPEC es una empresa estatal china con sede central en Beijing y cuenta con tecnología de punta, además de experiencia en tareas de prospección petrolera en América Latina y diversas partes del mundo.

Según YPFB Corporación, el decreto 0676 da inicio a “una nueva corriente exploratoria” de nuevas reservas de hidrocarburos en Bolivia, lo que implica entablar conversaciones con inversionistas extranjeros con miras a suscribir contratos de servicio.

“Vamos a ir a todo congreso donde nos permitan hacer una difusión amplia de nuestro Plan. Esta ronda de difusión y de licitación no va a culminar el 2011, por lo menos vamos a encarar estas rondas de licitaciones los próximos tres años”, anunció el presidente ejecutivo de YPFB Carlos Villegas.

El 22 de junio, durante el V Congreso Mundial de Compañías Petroleras (NOCS) celebrado en Londres, Villegas invitó a las petroleras más importantes del mundo a participar en el Plan de Exploración y Explotación de hidrocarburos del gobierno boliviano.

Hasta el momento, se estima que de más de 60 áreas ofertadas al capital privado, al menos 15 concesiones ya cuentan con contratos aprobados y ratificados por el Congreso, y otras 32 se negocian con YPF Argentina, Petro Vietnam, Petrobras, Repsol y Nioc de Irán.

YPFB suscribió uno de los primeros contratos de servicios de exploración y explotación petrolera con la operadora Gas To Liquid International (GTLI), que invertirá 11,6 millones de dólares en estudios de exploración en el área no tradicional de Río Beni, que comprende los departamentos de La Paz, Beni y Pando, con una superficie total de un millón de hectáreas. Sus objetivos principales son las formaciones Retama del Carbonífero y Tomachi del Devónico, donde espera encontrar hidrocarburos similares a los descubiertos en el pozo Pando-X1 del área colindante Madre de Dios.

YPFB también suscribió seis contratos de prospección con YPF Argentina y Petrobras en áreas tradicionales y no tradicionales de Chuquisaca y Tarija. YPF explorará en Capiguazuti (Chuquisaca), Río Salado (Tarija), y en el área no tradicional de Yuchán. Petrobras explorará en Astillero y Sunchal y en el área no tradicional de San Telmo, también en Tarija.

Por otro lado, la sociedad YPFB-Petroandina SAM invirtió el año pasado alrededor de 87 millones de dólares en tareas de exploración en zonas tradicionales y no tradicionales del subandino norte y subandino sur; y programó una inversión de 140,4 millones de dólares para 2011.

YPFB-Petroandina habría invertido hasta ahora alrededor de 9,6 millones de dólares en el subandino norte; y paralelamente realiza estudios de geología, aerogravimetría, aeromagnetometría y magnetotelúrica en los bloques colindantes de Chispani, Chepite, Sécure y Madidi, todos ubicados en el norte del departamento de La Paz.

La subsidiaria Petroandina SAM culminó la exploración sísmica del proyecto Lliquimuni en marzo de 2011, comenzó a tramitar la licencia ambiental en julio, y prevé iniciar la perforación del pozo en abril de 2012.? “Hasta el último trimestre de este año tiene que terminar la interpretación de los datos y el año 2012 empieza la perforación del primer pozo”, confirmó Villegas el 21 de julio de 2011.

El presidente de YPFB anunció que la petrolera British Gas invertirá hasta el año 2015 al menos 500 millones de dólares en exploración y explotación de hidrocarburos. Con esa inversión, el Bloque Caipipendi aumentará su producción y aportará nueve millones de metros cúbicos por día (MMmcd) de gas natural desde marzo de 2012. La petrolera británica opera al 100% los campos Vertiente, Los Suris, Bloque 20 y Tarija Este; comparte el Bloque Caipipendi con Repsol y Panamerican Energy; y el campo Itaú con a Total y Petrobras.

En agosto de 2011, YPFB y Petrovietnam firmaron un convenio para evaluar el potencial hidrocarburífero (gas y condensado) de las áreas Isipote, Yoai y Algarrobilla en los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y Tarija. El campo Isipote se encuentra ubicado en una zona tradicional de Chuquisaca y Tarija; Yoaim en una zona no tradicional de Chuquisaca y Santa Cruz; y Algarrobilla en una zona tradicional de Tarija, muy cerca de los pozos de Palo Marcado y del campo Madrejones. (Con información de ABI y Bolpress)

Servindi