La plataforma petrolera del golfo de Bohai sufrió un nuevo derrame de petróleo, después del registrado el pasado mes de junio en el mar desde otra plataforma, informó la Oficina de Asuntos Marítimos de China (SOA) y recoge AFP.

La compañía estatal de petróleo, CNOOC, la principal empresa china de petróleo informó que a las 17h. locales del pasado viernes apareció una marea de petróleo cerca de la plataforma WHPB del yacimiento 9-3 al oeste de Jinzhou, a través de un comunicado emitido en el portal web de esta administración.

Las explicaciones dadas por la CNNOC informan que “al levantar el ancla un barco chocó y dañó un tubo en el fondo del mar” de esta plataforma, según cita la misma agencia, lo que causó la fuga.  Por parte de la SOA declaró que tomó medidas con un despliegue en la zona de aviones y buques, y que además puso a disposición medios satelitales para evaluar la importancia del derrame.

La pasada fuga del mes de junio en el Golfo de Bohai aún no fue totalmente sellada, aunque se consiguió reducir de manera considerable. En concreto sigue desprendiendo al mar 1,84 litros de petróleo al día, según información de la SOA.

La empresa estadounidense ConocoPhilipps que explota esta plataforma junto con CNOOC asumió la responsabilidad de la fuga que llegó a derramar al mar más de 3.200 barriles de petróleo. Por ahora, ConocoPhilipps se mantiene a la espera para conocer si se aprueba el informe del impacto medioambiental para así poder poner de nuevo en marcha la producción.

GlobalAsia.com