La empresa Camuzzi Gas del Sur SA proyectó ampliar el sistema de gasificación General Conesa-Viedma, a través de un gasoducto que se extenderá a lo largo de 40 kilómetros y abarcará un área de influencia de 266 hectáreas, para lo cual ya presentó ante la provincia el estudio de impacto ambiental y el programa de gestión en la materia, que fueron oficialmente aprobados

Se trata del plan de expansión de parte del sistema troncal de transporte de la empresa Camuzzi, mediante la construcción de un “loop”, obras complementarias y estación reguladora de presión, asociados al gasoducto que actualmente abastece a la ciudad de Viedma.

El estudio fue analizado por el área técnica del Consejo de Ecología y Medio Ambiente (CODEMA), tras el informe de la empresa que describió que la traza del “loop” recorre una zona rural árida, con escasa vegetación de arbustivas y gramíneas y suelo pedregoso con presencia de muy leves ondulaciones.

“El loop y las instalaciones complementarias se desarrollan en toda su extensión paralelos a la ruta nacional Nº 250 (entre Viedma y Conesa) y la estación reguladora de presión existente, paralela a la ruta nacional Nº 3.

Se incluyó un plan de protección ambiental con procedimientos necesarios para minimizar impactos ambientales generados, un subplan de monitoreo y seguimiento ambiental y un sistema de contingencias ambientales.

El CODEMA se expidió en torno al estudio presentado, haciendo saber que se encuentra debidamente descripto el marco legal aplicable, se incluyen planos y abundante material fotográfico del recorrido del ducto y del sitio de instalación de la estación reguladora de presión y en función de ello, según se confirmó, sugirió aprobar el estudio de manera coincidente con lo expuesto en el dictamen técnico.

El organismo oficial dispuso que Camuzzi debe presentar los permisos de servidumbre de los predios que atraviesa el proyecto de ducto y de extracción de los áridos a utilizar.

Agencia Digital de Noticias