El consorcio empresario anunció hoy el descubrimiento de un yacimiento de gas natural en la cuenca de Espíritu Santo, a 135 kilómetros de la costa brasileña

La explotación del bloque está a cargo de Petrobras, con el 88,1% de participación, y el 11,9% restante para Repsol Sinopec, un consorcio creado por las petroleras de España y China para trabajar conjuntamente en Brasil

La petrolera estatal brasileña Petrobras y el consorcio chino español Repsol Sinopec anunciaron hoy el descubrimiento de un yacimiento de gas natural en la Cuenca de Espíritu Santo, a 135 kilómetros de la costa brasileña.

Petrobras señaló en un comunicado que la acumulación del hidrocarburo está en el pozo denominado Malombé, en el bloque ES-M-414, localizado a 135 kilómetros de la ciudad de Vitoria, la capital del estado de Espíritu Santo.

El pozo, detalló la información, fue perforado en la capa conocida como “pos sal”.

La explotación del bloque está a cargo de Petrobras, con el 88,1 % de participación, y el 11,9 % restante para Repsol Sinopec, un consorcio creado por las petroleras de España y China para trabajar conjuntamente en Brasil.

MDZ Online