Son unos 220 millones de dólares que se invertirán en trabajos de infraestructura en San Martín, Orán y Rivadavia. Se prevé concretar la repavimentación de rutas, provisión y saneamiento de agua y redes de gas y cloacas

Con unos 220 millones de dólares que serán usados para realizar obras de infraestructura entre 2012 y 2015 en los departamentos del norte provincial, el Gobierno busca saldar parte de una deuda social con una de las zonas más relegadas del territorio salteño.

El Ejecutivo provincial anunció ayer el envío a la Legislatura de un proyecto de ley para crear un Fondo de Reparación Histórica para los departamentos del norte.

Se trata de un paquete de obras para San Martín, Orán y Rivadavia que se financiará a través del ingreso que le corresponde al Gobierno salteño en concepto de regalías hidrocarburíferas. Por esta vía prevé disponer de 220 millones de dólares que en pesos serían casi 1.000 millones.

El proyecto fue presentado ayer a la prensa por el gobernador Juan Manuel Urtubey, quien estuvo acompañado por el vicegobernador, Andrés Zottos; el ministro de Finanzas y Obras Públicas, Carlos Parodi; el vicepresidente primero del Senado, Mashur Lapad y el presidente de la Cámara de Diputados, Manuel Santiago Godoy.

Durante la presentación del proyecto, el Gobernador anunció que en 2012 la Provincia ya no cederá sus títulos por regalías al pago de deuda pública. Urtubey aclaró que el porcentaje de las regalías que corresponde a los municipios, que es de un 20%, se respetará y que el porcentaje que va para el Instituto Provincial de Pueblos Indígenas (IPPIS) pasará del 2 al 3 por ciento. “La totalidad del 77% restante que le corresponde a la Provincia será utilizado para este programa que será destinado a tres de los departamentos con mayores índices de pobreza”, destacó el mandatario.

Las obras, cuyo inicio está previsto para abril del año que viene, fueron consensuadas con autoridades municipales en funciones y electas, representantes de organizaciones intermedias y por un equipo del Gobierno que relevó los distintos municipios de la zona.

De acuerdo a lo expuesto por Urtubey, el espíritu del proyecto es “devolverle a estos departamentos lo que les corresponde, ya que son los que producen hidrocarburos y son los que tienen los niveles más altos de necesidades básicas insatisfechas”.

El Gobernador indicó que se creará una comisión de seguimiento porque la administración de estos fondos no será discrecional del Ejecutivo, sino que quedará expuesta en el proyecto enviado a la Legislatura y que deberá ser respetada.

El proyecto busca la autorización para la colocación de un bono por unos 220 millones de dólares, que se financiará a través de sus títulos por regalías hidrocarburíferas.

De acuerdo al proyecto de ley, la Provincia tendría un período de gracia de dos años y luego un plazo de 10 para la devolución del dinero.

En la conferencia de prensa, Parodi indicó que el Gobierno está en condiciones de emitir un nuevo bono para la realización de las obras, que tendrá afectación específica, por la situación fiscal de Salta. “Si decidiéramos pagar la deuda de la provincia, solo necesitaríamos afectar el 20% de los ingresos”, destacó.

Parodi dijo que esta es la primera vez que se toma un bono de esta envergadura para obras, ya que antes se lo hacía para pagar deuda. “La Provincia ha logrado un stock de deuda que no representa riesgo”, aseguró.

Cuentas separadas

Urtubey dejó en claro que las obras que se realizarán no están contempladas en el Presupuesto 2011 porque los fondos que se utilizarán no tienen el mismo origen. Pero aclaró que en algunas de las obras, al ser de gran envergadura (son los casos de los trabajos en las rutas 13 y 54), se encararán en parte con fondos del Presupuesto y en parte con el Fondo de Reparación Histórica.

El Tribuno