El ex funcionario, responsable de las privatizaciones de Menem, pidió incrementar el rol estatal en la petrolera. La réplica a sus polémicas declaraciones

Roberto José Dromi, artífice de las privatizaciones del menemismo a principios de los ’90, hoy propuso incrementar la participación del Estado en YPF, que recientemente encontró nuevas reservas de gas y petróleo, para convertirla en una empresa “integral de energía, con un objetivo social”.

“Tiene que ser una YPF más cooperativa, más protagonista, no politizada, sino fortalecida, que domine ciertas situaciones ya suma mayor compromiso el Estado, que tenga regulación, promociones especiales, protecciones particulares, pero que también agregue valor, con valor federativo, como los recursos de ENARSA”, sostuvo.

El ex ministro de Obras Públicas del gobierno de Carlos Menem hizo esta declaración en el cierre de la 31° Reunión Anual Latinoamericana de Petroquímica en el hotel Hilton, en una disertación titulada “Modelo privado, público y mixto de las empresas petroleras en Latinoamérica. Implicancias en el abastecimiento de materias primas, precios y en la competitividad de la industria”.

“Hay que hacer de YPF una empresa integral de energía, con un objetivo social, para ampliar todo el marco de desarrollo, con compromiso público”, afirmó. Como el Estado aportará sus recursos, eso será para el patrimonio de YPF y al hacerla una empresa de energía total se va a revalorizar”, afirmó.

Dromi opinó que “nos hace falta fe. La variable que proponemos en función de este escenario es tomar muy en cuenta la naturaleza de las empresas petroleras de Latinoamérica (privadas, estatales y mixtas). De los tres modelos, el que prefiero es el mixto, con las adaptaciones de cada país”,

Durante su exposición, el abogado detalló que en la región existen nueve compañías estatales, dos mixtas (en Colombia y Brasil) y la única privada (con veto estatal) en la Argentina. “Con monopolio o competitivas hay nueve empresas estatales en latinoamérica. Mixtas, como Ecopetrol (en Colombia), Petrobras (Brasil) y Petroperú, que se pondrá en marcha en 2012, y la argentina YPF, dominantemente privada”, explicó, según recogió la agencia DyN.

“Los inversores tienen que tener un margen de rentabilidad a corto o largo plazo, porque si no hay una esperanza de interés es muy difícil la inversión. Quien invierte en estos mercados tiene que saber que va a crecer, que se va a desarrollar. Las inversiones deben partir del Estado como soporte. El Estado tiene que ser el soporte del negocio para poder arrancar, y no nos engañemos, Brasil lo ha hecho. Para ello tiene que haber un compromiso muy profundo”, concluyó Dromi.

Respuesta. Las opiniones del ex funcionario fueron “surrealistas y poco serias”, de acuerdo con la calificación del director ejecutivo de Comunicación e Imagen de YPF, Sergio Resumil.

“Los argentinos estamos acostumbrados a surrealismos, pero parece que nada es suficiente. Que el responsable del desguace de las empresas estatales, un ex funcionario de la dictadura militar que regaló el capital social que acumularon varias generaciones de argentinos en esas empresas públicas, promueva ahora que YPF vuelva a manos del Estado, no me parece serio”, opinó en declaraciones a Radio Del Plata.

“Lo que le pasa a Dromi, como a muchos otros, es que es un hombre acostumbrado a hacer negocios a expensas del Estado. YPF lleva volúmenes de inversión que son los más altos en los últimos 20 años y el señor Dromi parece haberse quedado sin posibilidades de hacer negocios. Quizás quiera volver a hacer negocios con el Estado y ese afán lo estimuló a hacer estas declaraciones”, agregó Resumil.

MDZ Online