La cifra surge de la licitación de GNL que se realizó ayer, y las compras a Bolivia

Por Antonio Rossi | iEco

El Gobierno, a través de la licitación de compra de GNL que lleva adelante la empresa ENARSA, tomó conocimiento ayer de que en 2012 se acentuará la pérdida del autoabastecimiento energético del país y que deberá desembolsar la impactante cifra de US$ 5.500 millones para poder cubrir la totalidad de las importaciones de gas por barco y las provenientes de Bolivia.

Con el doble fin de compensar el déficit de la producción petrolera local y atender la mayor demanda industrial y residencial , la administración kirchnerista salió a buscar para el próximo año una provisión récord de 81 cargamentos de gas por barco para abastecer las plantas regasificadoras de Escobar y Bahía Blanca.

Tras haber invitado a cotizar a 12 proveedores internacionales, los técnicos de ENARSA recibieron ayer ofertas de 8 de ellos para abastecer el 75% de las cargas de GNL (gas natural licuado) que estaban en juego para las dos regasificadoras.

Para alimentar el buque regasificador del puerto bonaerense de Escobar, se presentaron dos ofertas que cubrieron los dos cupos de cargas que preveían los pliegos. Para el lote mayor – equivalente a 24 barcos, el 70% de las cargas – se registró una sola oferta de Gas Natural con un precio promedio de US$ 16 por millón de BTU. En tanto, para el lote más pequeño – 12 barcos que representan el 30% del total de suministro anual – también hubo una única oferta de la trader Morgan Stanley que solicitó un valor promedio de US$ 18 por millón de BTU.

Por el lado de la terminal regasificadora de Bahía Blanca, las propuestas que arrimaron los 6 oferentes interesados en proveer el GNL cubrieron sólo el 55% de los volúmenes requeridos para el próximo año.

Tras ordenar la grilla de las cotizaciones, quedaron cubiertas 25 de las 45 entregas que licitó ENARSA.

Repsol quedó perfilado como el principal proveedor con 10 cargamentos con un precio promedio de US$ 14,50 por millón de BTU. A continuación de ubicaron, Gas Natural y British Petroleum con 5 cargas cada una y valores promedios que oscilan entre US$ 15 y US$ 15,50 por millón de BTU. Luego aparece la empresa Excelerate, con 4 cargas a un precio promedio de US$ 17,50 por millón de BTU. Y por último, la japonesa Marubeni con la oferta de un barco y un precio promedio de US$ 19 por millón de BTU.

De esta manera quedaron sin cubrir unas 20 cargas que ahora ENARSA tendrá que volver a licitar.

Con los valores promedios conocidos ayer, la factura por las importaciones de GNL ascenderá a unos US$ 2.970 millones.

A eso hay que agregarle otros US$ 1.000 millones para los 20 cargamentos que quedaron desiertos y se van a relicitar.

A los casi US$ 4.000 millones que se irán en las compras de GNL se le suman otros US$ 1.500 millones por las compras a Bolivia, con el cual el total que deberá desembolsar el Gobierno en 2012 por las importaciones de gas rondará la suma récord de US$ 5.500 millones.

iEco