El yacimiento no convencional de Neuquén, descubierto en diciembre de 2010, abrió las puertas de la Argentina a este modelo de producción de hidrocarburos en un contexto de declinación persistente de la producción de petróleo y gas convencional. La metodología utilizada incluye el fracturamiento hidráulico que además provoca controversias ambientales

El shale gas, o gas exquisito, es el nuevo desafío de las empresas petroleras a nivel mundial. Tanto la técnica para extraer el hidrocarburo como la logística que deben emplear las compañías en el lugar de trabajo es tan “no convencional” como el recurso que se encuentra debajo de la tierra.

Los yacimientos convencionales tienen sus hidrocarburos entrampados en rocas permeables, tal como sucede tanto en la Cuenca Neuquina como en la del Golfo San Jorge. En los “no convencionales”, el fluido está en una roca sin esa permeabilidad por lo que la única vía para poder desplazarlo es artificial.

“Tanto el shale gas como el shale oil están en yacimientos donde no pueden fluir naturalmente. Ahí comienza la primera barrera tecnológica”, comentó Marcelo Hirschfeldt, ingeniero petrolero y fundador de la consultora Oil Production.

“Son perforaciones no convencionales, se trata de pozos horizontales que atraviesan por varios metros eso sectores con hidrocarburos. Y la técnica es el fracturamiento, que también se usa en pozos verticales: punza un reservorio, inyectás alta presión para generar vías de comunicación. El desafío tecnológico está en la cantidad de fracturas que tenés que hacer”, explicó.

TERCERA POTENCIA

Un informe del Departamento de Energía de Estados Unidos difundió que los yacimientos no convencionales de la Argentina ubican al país en el puesto número tres del ranking mundial, sólo superado por China y EE.UU.

China cuenta con 1.275 trillones de pies cúbicos (TCF, unidad que equivale a algo más de 28.000 metros cúbicos) de shale gas, Estados Unidos con 862 TCF y luego sigue la Argentina con 774 TCF.

En la provincia de Neuquén se anunciaron una serie de inversiones de petroleras de primer nivel –incluso Exxon volvería al país después de varias décadas sin presencia–, siendo uno de los requerimientos del Gobierno provincial al nacional la mejora de los precios internos del gas.

El de Neuquén, descubierto en diciembre de 2010, abrió las puertas de la Argentina a este modelo de producción de hidrocarburos en un contexto de declinación persistente de la producción de petróleo y gas de tipo convencional.

RECURSOS Y RESERVAS

Si bien las perforaciones en Neuquén dieron buenos resultados, vale destacar que en un principio la información se manejó diferenciando recursos de reservas. “Podés encontrar un superyacimiento en el medio del mar, pero si no lo podés producir es un recurso y no una reserva”, explica el fundador de Oil Producción.

“Una cosa es encontrar los hidrocarburos y otra que técnica y económicamente sea posible de explotar. Cuando se cruza esa barrera técnica y económica, hablás de reservas pero mientras tanto es un recurso”, sostiene.

“Por los desarrollos de explotación de shale gas que se conocen en el mundo, La tecnología está como para que pueda hacerse. Si eso está asociado a un régimen fiscal o a un valor de mercado que convenga, se puede hacer”, agregó.

FRACTURA CONTROVERSIAL

La técnica del “fracking” ha recibido cuestionamientos en Estados Unidos por asociaciones ambientalistas. La utilización de agua en grandes cantidades es la primera objeción -similar al que tiene hoy la minería a cielo abierto-.

“La controversia se genera porque generalmente son fracturas hidráulicas donde movés volumen de agua muy importante. Es un montón de agua para la inyección y los posteriores tratamientos que hace que los desafíos tecnológicos para no generar un impacto ambiental”, detalló Hirschfeldt.

Algunas de las operadoras más importantes del país incorporaron en su estructura alguna oficina abocada exclusivamente al desarrollo de hidrocarburos no convencionales. El interés de multinacionales y los avances de YPF manifiestan que el shale gas será la nueva estrella del sector en un contexto de yacimientos maduros como los argentinos.

Patagónico.net

Anuncios