Técnicos del EPRE estudian el marco jurídico que debería tener la firma provincial que manejaría la generación de electricidad, la minería y el petróleo, si la Legislatura finalmente da el visto bueno. Jaque ya lo intentó hace un par de años cuando Pérez era ministro

Por Gabriela Ceppi | Los Andes

Está decidido que se viene la segunda y por eso ya comenzaron los estudios técnicos. Tras el fallido intento de Celso Jaque de crear una empresa provincial de energía para administrar los recursos de la provincia, a nueve días de que el gobernador electo Francisco Pérez asuma el control de la Casa de Gobierno, ya hay técnicos analizando el marco jurídico y técnico que podría tener este proyecto.

Se trata de 10 especialistas, entre ingenieros y abogados, que bajo el mando del presidente del Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), Elián Japaz, ya trabajan en el armado del bosquejo.

“Estamos mirando todos los proyectos, tanto el que mandó el gobernador Jaque como los que propusieron los legisladores para elevar aportes de lo que podría ser el marco jurídico y técnico de la nueva empresa estatal”, confirmó Japaz, el hombre que cuenta con amplia experiencia técnica porque fue presidente de la última etapa de Energía Mendoza, creada en 1981 y disuelta tras la ola privatizadora de 1998.

Para Japaz, la creación de la empresa no sólo es viable sino que se necesita para ejecutar inversiones que hoy deben ser realizadas de manera conjunta entre el Gobierno y las distribuidoras. Por eso, el objetivo es que el próximo gobierno justicialista que liderará Pérez pueda contar con esta herramienta.

Para el fondeo con el que se manejará la empresa de manera inicial se propone la utilización de 4 millones de pesos que son administrados por Mendoza Fiduciaria y que llegaron como pagos por la energía vendida a la Nación a través de Nihuil IV -la única de las centrales administradas por el Estado provincial- y cuya producción se comercializa a través de Hidronihuil.

Esta hidroeléctrica genera energía y la envía a Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) y este órgano nacional la aporta a la red federal. El pago se destina a un fondo fiduciario que es administrado por el Fondo para la Transformación y el Crecimiento. Es de aquí de donde los técnicos esperan que puedan conseguirse los fondos para la nueva empresa que, a diferencia de la ex EMSE y de otras firmas provinciales, debería también hacerse cargo del manejo del petróleo y la minería.

“Mendoza tiene hoy un rol protagónico porque es agente del mercado nacional. Esto porque vende a través de la presa hidroeléctrica Nihuil IV al país y si tuviéramos una empresa local de energía podría redistribuir esos fondos en obras o en el desarrollo de energías alternativas”, afirmó Japaz.

Si bien en el entorno de Pérez ven con buenos ojos que el presidente del EPRE sea quien lidere el armado de esa empresa ahora, el candidato natural para ocupar este puesto finalmente es el actual subsecretario de Hidrocarburos, Walter Vázquez. El funcionario no respondió los llamados de Los Andes pero se sabe que sería la persona elegida para conducir el armado del modelo que Pérez pretende tener en funcionamiento en 2012.

Es que el próximo será un año clave porque se viene la renegociación de tarifas con las distribuidoras de electricidad, pero además porque debe poner en funcionamiento las áreas petroleras que ya han sido adjudicadas y las recientemente licitadas. Además, pretende destrabar el conflicto minero y para eso debe contar con un órgano fuerte que sirva como elemento de control y logre calmar los ánimos de la protesta antiminera.

Vázquez es el hombre que junto a Pérez renegoció los contratos petroleros hace más de un año y entregó en concesión 12 áreas revertidas a las que se sumarán otras 13 que están en etapa de adjudicación. Para poner en marcha esta idea se analiza una reforma en el Ministerio de Infraestructura y es posible que esta subsecretaría sea absorbida por la empresa energética provincial, tal como ocurrió en otras provincias

El primer intento

El gobernador electo, en aquel momento ministro de Infraestructura de Jaque, anunció en 2009 que el Estado iba a crear una empresa de capital mixto o 100 por ciento estatal (no estaba definido aún) que se iba a encargar de administrar los recursos petroleros, la energía y, en caso de lograr su aprobación, la actividad minera. Incluso en 2009, reveló que estaba disponible el fondeo para la puesta en marcha y que sería de 1 millón de pesos.

Pero nada de esto ocurrió porque bajo sospechas de la oposición y escasa tracción del justicialismo en la Legislatura, el proyecto quedó dormido en la Cámara baja.

Ahora, de aprobarse éste y otros aportes del Ejecutivo, será la Cámara de Diputados quien deberá dar luz verde al proyecto del Ejecutivo, aunque el mapa del Poder Legislativo no ha variado mucho pese al triunfo del PJen las elecciones de octubre.

Los Andes