El Secretario General de la Federación Petrolera atacó por los medios a la empresa YPF, a quien directamente acusó de no interesarle la paz social, haciéndola cargo de su despreocupación por los conflictos que se puedan generar a partir de la falta de cumplimiento de los Contratos Colectivos de Trabajo, o la escasa voluntad para negociar temas inherentes a la situación de los trabajadores, como así también la falta de voluntad para cerrar la renegociación de los contratos con la provincia

YPF fue acusada por Pedro Milla, Secretario Gremial e Interior de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, de no atender los reclamos del sector trabajador, vivir del marketing y no interesarle la paz social. Cargó contra la compañía porque sostuvo que los trabajadores no obtienen respuesta de la petrolera quien no se sienta a negociar los Contratos Colectivos de Trabajo (CCT), pone palos en la rueda en cada negociación laborar y además, no demuestra voluntad para renegociar los contratos petroleros con la provincia, los cuales se encuentran demorado en razón de la forma en que YPF intenta establecer el pago en cuotas, cuestión que deja de ser rentable par a la provincia, tal las manifestaciones del propio Jefe de Gabinete, Pablo González, quien cuestionó la poca predisposición de la petrolera, en buscar una salida consensuada al problema que estaría trabando la renegociación petrolera.

Milla también acusó a YPF de “no tener un interlocutor válido que se pueda sentar en una mesa y tomar decisiones responsables” y fue más allá señalando que “YPF se vende a la sociedad como una empresa seria, pero internamente carecen de responsabilidad”, dijo, aduciendo que no se interesa por la generación de conflictos que dan debido, precisamente, a estos incumplimientos con los trabajadores.

Dentro de esta “falta de responsabilidad” que se le adjudica a YPF está el retardo en la firma de la renegociación de contratos petroleros con la provincia de Santa Cruz, donde el Jefe de Gabinete Pablo González ha manifestado públicamente que no se ha logrado un acuerdo definitivo dado que las negociaciones se encuentran empantanadas con la cantidad de cuotas en que YPF quiere aportar el canon extraordinario, lo cual hace poco efectivo el rendimiento económico a la provincia, quien a su vez, coparticipa con los municipios.

Patagónico.net