Así lo sostuvo Pablo González al realizar una proyección de lo que será el próximo año. A horas de jurar en el Senado, el jefe de Gabinete indicó que habrá que corregir algunos indicadores financieros y señaló que para salir de la crisis se necesitará del consenso y madurez de todos los sectores

Pablo González jurará hoy en el Senado de la Nación, junto a María Esther Labado y Alfredo Martínez. En diálogo con LU 12 Radio Río Gallegos, sostuvo que la jornada será “un día de mucha emoción, seguramente”.

Sostuvo que en lo personal, su tarea legislativa será “un desafío muy importante” sobre todo porque compartirá con figuras reconocidas en la política nacional, “hay una serie de legisladores, como Aníbal Fernández, o (Miguel Angel) Pichetto, que son muy importantes y corresponde que uno estudie y trabaje, tratando de aprender todo lo que pueda de gente como ellos, con muchísima experiencia política” indicó en el programa “Para tener en Cuenta”.

Si bien aún no presentó su renuncia, recordó que de todas formas, “formalmente el día 10 está venciendo tanto aquella licencia que pedí como diputado provincial a principios de 2008, como también el cargo que tuve el gusto y honor de tener durante estos años”.

Recalcó que en su nueva función “para mí es un honor y un orgullo acompañar a este gobierno nacional, iremos con humildad y trabajo para tratar de representar bien a la provincia de Santa Cruz.”

Tiempos que se vienen
Respecto de los tiempos venideros para la provincia y en especial el año que se inicia, González sostuvo que será “un año de corregir algunos indicadores financieros, para trabajar mucho, para buscar consensos con todos los sectores, que haya madurez política, institucional y social”.
Planteó que Santa Cruz no puede “tener otro año como este 2011, donde hubo un primer semestre a nivel institucional y social, muy difícil, fundamentalmente por los conflictos y huelgas que hemos tenido, como la caída de ingresos” señaló.

El jefe de Gabinete también recordó que “somos una de las provincias que más días de conflicto ha tenido durante el 2011 y eso es un indicador muy malo”.

De todas maneras sostuvo que “se viene una época para afianzar al corto y mediano plazo las obras energéticas, además de algo que ya está en el Presupuesto nacional, que es el aprovechamiento del lago Buenos Aires”.
Para González “debemos mejorar la renta petrolera de la provincia y profundizar la ley de Promoción Industrial”, abogando por tener una visión de provincia que vaya “más allá de la coyuntura” que “no deje de mirar el horizonte, porque tenemos un gran futuro” más aún “aprovechando el tener una presidenta que es de la provincia de Santa Cruz y que está permanentemente con nosotros tratando de ayudarnos”, señaló.

Ni un conflicto más
Sobre los sucesivos conflictos y si habrá madurez en la dirigencia gremial para encarar los reclamos de una manera distinta a lo hecho durante este año, Pablo González abogó porque algo “hayamos aprendido, de todas maneras no han sido todos los sectores sindicales, sólo algunos”. Recordó que “en el caso del sector petrolero, luego de la reunión que tuvimos allá por el mes de octubre, en la Federación y todos los sectores, se ha cumplido el acuerdo”.

Por otra parte, y sobre un conflicto en ciernes, como es el caso de los Jerárquicos, el jefe de Gabinete confirmó que la semana pasada se reunieron con el secretario general de ese gremio, José Lludgar, “y él entiende, sabe y comprende cuál es la situación de la provincia y lo que afecta cada vez que hay una medida de fuerza, y está dispuesto a colaborar”.

Por lo que enfatizó que “la provincia no puede tener otro conflicto petrolero, porque el daño económico es enorme y espero que el 2012 no se repita lo que ocurrió este, donde hubo un parate de la producción desde fines de febrero hasta junio, por diferente motivos, no por el sector petrolero solamente” señaló el ministro y reiteró: “esto no puede pasar y es un trabajo muy fuerte que se viene al gabinete que jurará el 10 de diciembre”.

Nuevo gabinete
Respecto de las personas que acompañarán a Daniel Peralta en la nueva gestión, Pablo González estimó que “el fin de semana que viene el gobernador ya anunciará el Gabinete” señaló, y dijo que no hay que temer y se debe aceptar que “hay ciclos políticos que se terminan” y reseñó sobre sí mismo: “fueron muchos años de funciones públicas dentro de la provincia, de los cuales tengo muy buenos recuerdos y otros ingratos. Yo asumí como ministro de Gobierno el 11 de abril de 2007 en un contexto muy difícil para Santa Cruz y a partir de ahí han sido muchos los momentos de logros y otros no tan buenos” indicó, e insistió “siempre es buena la renovación en algunas áreas, pero hay otras donde existe gente que ha demostrado que tiene cosas para dar y han andado bien y se van a mantener seguramente”, concluyó.

La Opinión Austral