Más de 100.000 habitantes carecen de este servicio.2.236 viviendas se calefaccionan sólo con leña.

A pesar de que Neuquén es conocida en el país como una provincia productora de gas por excelencia, el 15,2% de los hogares neuquinos no tiene acceso a la red de gas natural y se calefaccionan y cocinan con otros medios.

El Censo Nacional de Personas, Viviendas y Hogares, realizado el año pasado, puso de manifiesto que 25.543 familias neuquinas no acceden a la red de gas natural, cifra que es equivalente a más de 100.000 personas en toda la provincia que todavía no cuentan con este servicio.

Las estadísticas oficiales muestran que 2.212 son los hogares que emplean tubos o zepelines, posiblemente por emplazarse en zonas sin el servicio de red, unas 21.068 familias neuquinas no acceden a ese tipo de suministro siquiera y utilizan únicamente garrafas, en tanto que 2.263 hogares utilizan leña o carbón como medio para calefaccionarse cocinar sus alimentos.

Son miles las familias neuquinas que se encuentran en la precariedad: a las 2.096 casas ranchos y 3.703 familias que viven en casillas de madera, se suman otros factores determinantes por ejemplo que 2.236 hogares sólo cuentan con leña como medio para cocinar, en 5.019 viviendas no hay baño y 2.741 hogares tienen piso de tierra.

Pero la precariedad también se evidencia en el hecho de que mientras 5.019 hogares no tienen ni baño ni letrina, 1.754 viviendas evacuan sus líquidos cloacales a canales o arroyos y otras 1.618 familias los conducen a simples hoyos en la tierra.

Además, 7.772 viviendas cuentan con techos de chapas de cartón, 354 hechos con paja y mientras 26.648 familias viven en casas con pisos de cemento o ladrillos fijados, 2.741 familias no llegan a esa condición y viven con pisos de tierra o de ladrillos sueltos.

El reflejo de las condiciones en las que viven los neuquinos toma mayor relevancia si se tiene en cuenta que la última medición dada a conocer por el Indec sobre la pobreza, tomada en el primer trimestre del año, reveló que mientras en el promedio del resto de la Patagonia el 4,2% de los hogares y el 5,6% de las personas se encuentran por debajo de la línea de pobreza, en el principal conglomerado de Neuquén esos valores son superados en más de un 50%.

En marzo pasado el 6,6% de los hogares neuquinos se encontraban por debajo de sea línea, abarcando al 9,3% de las personas, lo cual implica un incremento del 66% con respecto al promedio de las provincias patagónicas. En tanto que la línea de indigencia, la que refleja que las familias no alcanzan a cubrir siquiera los 433,26 pesos que representan poder comer todos los días en un mes, también es un 60% mayor al promedio de la Patagonia.

Río Negro