La petrolera Chevron acordó con el gobierno de Neuquén la extensión por 20 años del área El Trapial-Curamched, que se extiende en la zona oeste de la provincia. “Recibimos la aprobación del gobierno provincial a la extensión de la concesión como una demostración de confianza al desempeño confiable y seguro de nuestras operaciones y como un facilitador de futuras inversiones en la provincia del Neuquén”, dijo Don Stelling, director de Exploración y Producción para Chevron Latinoamérica.

El presidente de Chevron Argentina, David Holligan, agregó que la extensión de la concesión ofrece continuidad a las operaciones de El Trapial, “como también otras áreas con futuro potencial de crecimiento”.

Extendida en una superficie de 450 kilómetros cuadrados de concesión, El Trapial está en el oeste de la cuenca petrolera neuquina y es uno de los yacimientos de petróleo de mayor producción en el país . La operación a cargo de Chevron Argentina de este área data de 1999. Según un comunicado que emitió este fin de semana, la compañía tiene previsto perforar hasta 120 pozos de desarrollo en los próximos tres años.

En estos momentos, la producción de El Trapial es de 30.000 barriles de petróleo por día . La propiedad de la concesión se reparte entre Chevron Argentina (85%) y la Corporación Financiera Internacional (15%). Chevron, además, opera y es accionista en otras tres áreas petroleras. También participa como accionista, con 14% del paquete, de Oleoductos del Valle S.A., un sistema de oleoductos que transportan petróleo crudo desde la cuenca neuquina hasta Buenos Aires.

iEco

El cobro de los impuestos fue clave en la renovación con Chevron

La clave del acuerdo con la petrolera Chevron para la renovación de la concesión del Yacimiento El Trapial estuvo en los 64 millones que la firma desembolsará en concepto de la consolidación de deudas y en el nuevo estatus a partir del deberá abonar todos los impuestos provinciales. Es que hasta ahora, Chevron estaba exceptuada de tributar algunas obligaciones (ingresos brutos y sellos) en virtud de la sociedad que desde hace algunos años mantiene con la Corporación Financiera Internacional (CFI), el brazo del Banco Mundial para el sector privado. Como en Argentina, el Banco Mundial es beneficiario de este tipo de medidas para obras generalmente relacionadas con infraestructural, a través del CFI -dueño del 15% de el Trapial- había conseguido exenciones tributarias.

Desde ahora, la concesionaria tendrá que responder al fisco en las mismas condiciones que las demás petroleras.

Chevron no es la única que mantiene una sociedad con el CFI. Hace algunos meses selló un acuerdo la firma Medanito.

El gobernador Jorge Sapag firmó el miércoles en Buenos Aires el acuerdo con la empresa, que opera el segundo yacimiento petrolero más importante del país y se reservó la noticia para el discurso que brindó durante el acto mediante el cual inició su segunda gestión. Así, Chevron continuará con la operación de la joyita neuquina hasta el 2032.

El yacimiento está ubicado en el oeste de la cuenca Neuquina, a 70 kilómetros de Rincón de los Sauces.

Chevron opera la concesión desde 1999 y tiene previsto perforar 120 pozos de desarrollo en los próximos tres años para extender las operaciones en la concesión donde la producción alcanza casi los 30.000 barriles de petróleo diarios.

Chevron tiene el 85% de interés en los 450 kilómetros cuadrados de concesión. El restante 15% lo tiene la Corporación Financiera Internacional. La firma opera cuatro concesiones en el país en las que posee participación y tiene además un 14% de interés en Oleoductos del Valle, un sistema de oleoductos que transporta crudo desde la cuenca neuquina a Buenos Aires.

Río Negro