La pinchadura de un oleoducto de YPF en el Cerro Fortunoso, en Malargüe, afectó unos 40 metros cuadrados a 10 kilómetros del área protegida. Desde la Secretaría de Medio Ambiente aseguraron que la empresa trabaja en la remediación del accidente.

Un derrame de petróleo por la pinchadura de un oleaducto de YPF en la Payunia encendió la luz de alerta. La denuncia la realizó el cuerpo de guardaparques que custodian el lugar. En tanto, desde la Secretaría de Medio Ambiente informaron que ya trabajan en el lugar para remediar el incidente.

El derrame se produjo el sábado y fue verificado por Personal de Guardaparques de la Dirección de Recursos Naturales Renovables.

Según un comunicado oficial, inspectores de la Dirección de Protección Ambiental se encuentran en el lugar constatando los efectos del derrame y garantizando la aplicación del plan de contingencia y la remediación del incidente.

La pinchadura del oleoducto ocurrió en el área del Cerro Fortunoso, en Malargüe, a unos 20 metros del acceso del pozo 167.

El volumen total de la perdida es de 10 m3 de los cuales se recuperaron 5m3. Mientras que el espacio afectado es de unos 40 metros cuadrados.

Según YPF, la contingencia se solucionó inmediatamente y se comenzaron a realizar las tareas de saneamiento del área que demandarán no más de 30 días.

Por su parte, Medio Ambiente indicó que el derrame se encuentra fuera del área natural protegida.

Los Andes