La justicia civil de esta ciudad hizo lugar a un recurso de amparo presentado por la empresa Apache y ordenó el cese de las hostilidades por parte de los integrantes de la comunidad Gelay Ko en el campamento Anticlinal. La jueza Ivonne San Martín declaró admisible el planteo de la firma ante el riesgo de que comprometa el abastecimiento de gas a Zapala y una amplia zona del interior neuquino como consecuencia de las medidas de reclamo que llevan adelante los mapuches.

El conflicto se encuentra ahora en una etapa de negociación luego de que un grupo de Gelay Ko liderados por Martín Maliqueo, werken de la zona Centro de la Confederación Mapuche, pusiera en marcha una prolongada ocupación del campamento.

En este contexto, Zapala quedó hace pocos días al borde del desabastecimiento de gas como consecuencia de la paralización parcial de la planta compresora. Además, se frenaron las actividades en una nueva perforación de la empresa, en las cercanías.

Finalmente, la intervención policial permitió que se retomaran las actividades aunque en medio de un clima de profunda tensión y graves denuncias provenientes de ambos sectores.

El eje del reclamo mapuche, que a su vez tiene una división interna, se sustenta en la presunta contaminación que estaría provocando la empresa en todo el área de explotación.

Sin embargo, desde el área de Medio Ambiente de la provincia se descartó esta hipótesis y se advirtió que no se habían detectado casos en ese sector en los diferentes monitoreos realizados a lo largo de los últimos meses.

Río Negro