You are currently browsing the category archive for the ‘Cambio Climático’ category.

Por Pablo Solon.- La Conferencia de Cambio Climático terminó dos días después de lo previsto aprobando un conjunto de decisiones que recién se conocieron horas antes de su adopción. Algunas decisiones no estaban completas el momento de su consideración. Les faltaban párrafos y algunas delegaciones ni siquiera tenían el texto de las mismas. El Paquete de decisiones fue puesto por la Presidencia Sudafricana con el ultimátum de “Tómalo o déjalo”. Sólo a la Unión Europea se le aceptó modificaciones de último momento en plenaria. Leer el resto de esta entrada »

Por Silvia Ribeiro.- Los resultados de la conferencia mundial de cambio climático realizada a principios de diciembre en Durban, Sudáfrica, son una condena a la humanidad, especialmente a los países del Sur más afectados por el caos climático, mientras que los grandes contaminadores evadieron cualquier responsabilidad u obligación y aseguraron los mercados de carbono para seguir lucrando con falsas soluciones a la crisis. Como denunció la red internacional Justicia Climática Ahora, significó el establecimiento de un apartheid climático global para mantener los privilegios de una minoría a costa de todos los demás.

El problema nodal es la ausencia de medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que llevará a un aumento mínimo de 4 grados en la temperatura media global en tan sólo unas décadas. En el último siglo, el capitalismo industrial provocó un aumento de la temperatura promedio de 0.8 grados centígrados, que se traduce en desarreglos climáticos, como huracanes, sequías, inundaciones, menor rendimiento de cultivos, derretimiento de glaciares y de hielos permanentes que liberan grandes cantidades de metano, gas que tiene 20 veces peor efecto invernadero que el dióxido de carbono. Según los reportes científicos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), para que el aumento de la temperatura no supere los 2 grados centígrados al 2100, es necesario reducir las emisiones de gases de 25 a 40 por ciento por debajo de los niveles de 1990. Un aumento de 2 grados tendría consecuencias devastadoras para muchos países, incluso podrían desaparecer estados insulares. Cuatro grados es más de lo imaginable y en algunas zonas, como las más secas de África, se traduciría en aumentos de 7-8 grados. Leer el resto de esta entrada »

Debaten sobre propuestas de medio ambiente

“La Argentina está yendo hoy a contramano de los países avanzados en materia energética”, denunció ayer el diputado nacional Fernando “Pino” Solanas, en la audiencia pública convocada para analizar los problemas de la matriz energética y la conservación del ambiente humano.

Leer el resto de esta entrada »

Es el 20° desarrollo mundial por forestación de acuerdo a los lineamientos del Protocolo de Kyoto. Es una iniciativa privada y está ubicada en Ituazaingó, Corrientes, en un predio de 3.400 hectáreas

María Laura Balonga | Clarín.com

Argentina ya tiene un lugar entre los primeros 20 desarrollos mundiales de captura de dióxido de carbono por forestación. Esta iniciativa se encuentra en Ituzaingó, al noreste de Corrientes, y es la primera que se implementa en el país bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio del convenio marco sobre Cambio Climático de la ONU.

Leer el resto de esta entrada »

La investigación, denominada Proyecto Berkeley, fue comisionada luego del escándalo conocido como “Climategate” en 2009, cuando se publicaron en internet correos electrónicos de científicos de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra. Los correos fueron utilizados por sectores críticos para afirmar que las advertencias sobre el calentamiento global eran exageradas

Por Richard Black

El Proyecto Berkeley, que utiliza nuevos métodos y nuevos datos, encontró el mismo patrón de aumento de temperaturas divulgado en el pasado por la NASA y la Oficina Meteorológica del Reino Unido.

Es significativo que la nueva investigación recibió fondos de fuentes que respaldan organizaciones escépticas del cambio climático.

Leer el resto de esta entrada »

Por qué subestimamos a la Tierra y nos sobrevaloramos

Michael T. Klare

En su libro de 2010: Eaarth: Making a Life on a Tough New Planet, [Tiierra, tratando de vivir en un nuevo planeta hosco] el erudito y activista ecológico Bill McKibben escribe sobre un planeta tan devastado por el calentamiento global que ya es irreconocible como la Tierra en la que solíamos vivir. Es un planeta, predice, de “polos que se derriten, de bosques que se mueren y de un mar creciente, corrosivo, barrido por vientos, acribillado por tormentas, abrasado por el calor”. Diferente del mundo en el cual nació y prosperó la civilización humana, necesita un nuevo nombre, de modo que le agregó un “a” en “Eaarth” [“i” en “Tiierra”, N. del T.]

Leer el resto de esta entrada »

Contra la solución propuesta en el Protocolo de Kioto, el autor del libro “El ecologista escéptico” aconseja invertir el 0,2% del PBI mundial en la investigación y el desarrollo de energías verdes

Por Francisco de Zárate

De denunciar a los científicos del calentamiento por catastrofistas a creer que el mercado de bonos de carbono no alcanza para solucionar el cambio climático. A primera vista, los últimos diez años del danés Bjørn Lomborg (46) parecen contradictorios. No lo son. En su libro, The Skeptical Enviromentalist (Cambridge University Press, 2001), Lomborg no negaba el calentamiento sino el apocalipsis que los científicos anunciaban con más morbo que datos. Tal vez sea por alejar esa confusión por lo que el actual director del centro de estudios Copenhagen Consensus Center (CCC) empieza cada entrevista con una muletilla: “El calentamiento existe, es importante y lo causó el hombre”.

Leer el resto de esta entrada »

John Saxe-Fernández

Sin freno formal a las emisiones de gases con efecto invernadero (GEI) y con el endoso a los “novedosos instrumentos financieros” del Banco Mundial: el mercado de bonos de carbono y el “programa de reducción de emisiones por deforestación y degradación embiental”, con que se encubre la explotación y despojo de bosques nativos a campesinos e indígenas a lo largo y ancho del globo y la mercantilización de aire y selvas tropicales, concluyó la COP-16. Fue un business as usual ominoso para la humanidad y la biota global en tiempos del peak oil, cuando recrudece el impulso de los cabildos por la ampliación de la frontera hidrocarburífera de polo a polo, de África y Alaska, al Amazonas y la Patagonia.

La pronta felicitación de Obama a Calderón fue toda una oportunidad para el “control de daños” por los cables de Wikileaks y por haber decretado, semanas antes, el fin de la moratoria a la perforación petrolera en aguas profundas, en medio del mega-desastre ecológico del Golfo de México y para beneplácito de la industria del gas y del petróleo.

Leer el resto de esta entrada »

El presidente Evo Morales anunció el lunes que Bolivia presentará una demanda ante la Corte Internacional de Justicia de la Haya para invalidar el documento aprobado en la Cumbre sobre el cambio climático de Cancún

En una conferencia de prensa, Morales rechazó el documento  porque aseguró que su aprobación no respetó los procedimientos.

“Desde el momento que uno, dos, o 10 países no aceptan un documento, ese documento es inválido y, por tanto, el Estado Plurinacional va a hacer una demanda ante la Corte Internacional de Justicia del Haya, porque esta conferencia no ha respetado los procedimientos aprobados en esa convención marco sobre el cambio climático”, argumentó.

Leer el resto de esta entrada »

Muy malas noticias salieron de la reunión de Cancún. Pero en su desesperación por mostrar buenos resultados, las delegaciones diplomáticas y el país anfitrión han buscado por todos los medios poner cara alegre. Lo único que lograron fue un despliegue monumental de hipocresía. Una duplicidad que se parece demasiado a las negociaciones en la historia de los armamentos

Alejandro Nadal
La Jornada

En lo más álgido de la guerra fría, las dos superpotencias administraron la carrera armamentista y la evolución de sus arsenales nucleares de la misma manera que hoy se llevan las negociaciones sobre cambio climático. Cada vez que Washington y Moscú se enfrentaban a una nueva tecnología o un novedoso tipo de armamentos cuya evolución era incierta, ambas superpotencias dudaban sobre la conveniencia de prohibirlos. La realidad es que nunca estuvieron dispuestos a renunciar a lo que percibían como posibles ventajas estratégicas. Pero, por otro lado, se preocupaban por dar la apariencia de que estaban concernidos por los posibles efectos desestabilizadores de un nuevo tipo de armamento y los diplomáticos se reunían para proseguir con una nueva ronda de negociaciones sobre control de armamentos.

Leer el resto de esta entrada »

IMPORTANTE

Hemos cambiado de sitio: www.opsur.org.ar
Facebook Twitter More...

Para suscribirse a nuestro boletín semanal

Hace click acá y completá con tu e-mail. Por cualquier duda escribinos a contacto@opsur.org.ar

Share